Este domingo el Lobo visitó a Atlético Argentino en el Mauricio Serra por la fecha trece. El encuentro estuvo varios minutos detenido por invasión de campo.

Los dirigidos por Diego Pozo, tuvieron una dura prueba ante elenco del Gato Gerardi. El juego no se pudo desarrollar y la pelota estuvo trabada en la mitad del campo de juego. El portero Blanquinegro, Tomás Giménez intervino en algunas situaciones para aplacar el peligro.

A falta de tres minutos para el final, los hinchas del Boli irrumpieron en el campo de juego y cuándo parecía que el partido había finalizado el árbitro decidió completar lo minutos restantes.