El plantel Blanquinegro que milita en la Liga Mendocina de Fútbol, retomó los entrenamientos tras la suspensión del partido ante Gutiérrez.

Después de realizar la entrada en calor junto al Preparador físico, Mariano Calle, el Lobo liguero siguió con trabajos de secuencia de pases en espacios reducidos.

Martín Pupatto, finalizó la práctica del día con ejercicios de coordinación más sprins en velocidad y práctica formal de fútbol ya que el partido de la primera fecha contra el Cele fue suspendido por el mal estado del campo de juego de la cancha de Beltrán.