Durante la mañana y mediodía del domingo se llevó a cabo un emotivo acto en conmemoración a Angel “Chupete” Badía, inaugurándose la cancha de césped sintético con su nombre. Además, hubo un torneo de fútbol entre escuelitas.

La familia Blanquinegra tuvo su jornada de festejos. El domingo en horarios de la mañana y el mediodía, se llevó a cabo en el Víctor Antonio Legrotaglie el festejo del 104 aniversario del club más añejo de la provincia de Mendoza.

Todo comenzó pasadas las 10 de la mañana, con padres que fueron llegando al estadio Mensana acompañados de sus hijos, quienes día a día entrenan en la Escuelita de Fútbol de Gimnasia. Los chicos, de entre 5 y 11 años jugaron divididos en categorías un torneo amistoso ante la Escuela de Fútbol del Club de Campo y la Escuela de Fútbol Torrico-Olmedo.

Una vez finalizado el encuentro deportivo, se llevó a cabo un emotivo homenaje a Ángel Mauricio Badía, jugador, presidente e ídolo de la institución Blanquinegra. El mismo fue presenciado por su familia y por el presidente de la institución, el Ingeniero Fernando Porretta. Quedó inaugurada la cancha de fútbol 5 de césped sintético, la cual llevará el nombre del eterno “Chupete”.

Durante la jornada, hubo distintos tipos de recreación para los chicos, que pudieron disfrutar de un metegol inflable y de distintos puestos de comida que había sido colocados en el estadio.

El evento contó con la presencia de varios históricos del fútbol mendocino, como Víctor Antonio Legrotaglie, dirigentes de la actual comisión directiva, hinchas, padres y periodistas.