Este lunes, los jugadores del Plantel Nacional utilizaron en su entrenamiento vespertino los GPS adquiridos por el club, en una importante inversión realizada. Con la nueva tecnología adquirida, Gimnasia busca optimizar los trabajos y rendimientos del equipo.

Sobre la utilidad de los 15 GPS de la compañía K-Sport, se refirió el Preparador Físico del plantel de Primera, Franco Cadile. “Es un avance en tecnología muy importante, ya que los utilizan los mejores equipos a nivel nacional e internacional. Sirven para la programación de entrenamientos y correcta distribución de la carga como también para prevenir lesiones y detectar falencias”, destacó.

Respecto al funcionamiento, comentó: “Los datos obtenidos se bajan a un software que provee la compañía y en el mismo se recolecta distinta información, como distancia total recorrida, distancia en alta intensidad, velocidad máxima, sprint, aceleraciones, desaceleraciones, potencia metabólica, gasto energético, entre otros”.

Utilidad en los entrenamientos

“Todos los datos son almacenados y son comparados con datos anteriores para tener información de qué sucede con el jugador en una semana de entrenamiento. De esta manera podemos detectar posibles fatigas, riesgos de lesión, como así también si el jugador no está alcanzando los umbrales necesarios o requeridos en esa sesión de entrenamientos. Así, podemos prevenir al jugador y que no realice cierta actividad o hacer que lleve a cabo más trabajos para conseguir los objetivos de la sesión”.

En los partidos

“Acá, se puede determinar el historial del jugador y así detectar si en ese momento está por arriba o por debajo de su rendimiento correcto. Durante el partido hay distintos factores que inciden, es decir, hay un rival que juega y no todos los encuentros son iguales, por lo que no siempre los jugadores van a medir las mismas distancias o los mismos metros recorridos en alta intensidad. Pero, al tener un historial del jugador, nosotros podemos ver cuál es la historia y cómo se comporta en su historia física. De esta manera, podemos determinar cuál es la capacidad de rendimiento que tiene el jugador. A su vez, nos permite comparar los datos de los jugadores con datos de un jugador de Superliga o internacional y ver qué tan lejos estamos de la elite o del máximo rendimiento”.

Por último, resaltó: “Este sistema tecnológico es un dato y una herramienta más que tenemos los preparadores físicos y el entrenador para tomar decisiones, pero de ninguna manera es la única, sino que sirve para que los objetivos de los entrenamientos se concreten como los esperados y ver cómo se comporta el físico de nuestros jugadores”.