Gimnasia tuvo su mejor producción en lo que va del campeonato, pero no supo cerrar el encuentro y terminó relegando dos puntos valiosos ante un rival que jugó con nueve hombres durante 20 minutos.

Desde que comenzó el partido, el Lobo dominó el juego y llevó peligro al arco cordobés.  A los cuatro minutos, un cabezazo de Delorte terminó en la red pero fue anulado por  falta en ataque. Más tarde, quien lo tuvo fue Marchetti en dos tiros de media distancia, pero contuvo el arquero de la visita.

A los 23 minutos llegaría el merecido premio para Gimnasia, que no paraba de buscar el gol: Tras una jugada que se ensució en el área, Briones definió de derecha para poner el uno a cero en el tanteador y desatar la alegría de los 500 hinchas blanquinegros que se hicieron presentes a pesar del frío y la lluvia.

A partir de ahí, el Lobo fue creciendo  y se transformó en el dominador indiscutido del encuentro.  Con el correr de los minutos, fue apostando a más con la sociedad Olmedo-Clavijo por izquierda, que dio su mejor fruto cuando el juvenil escaló la banda y le cedió la pelota a Claudio, quien remató apenas desviado antes del entretiempo.

Gimnasia volvió de los vestuarios demasiado tranquilo y en la primera jugada peligrosa de la segunda mitad, Mauro Buffali, delantero de la visita, igualó el resultado  arrojándose de palomita.

El Blanquinegro, sacudido por el gol, sacó pecho y buscó desnivelar nuevamente. Dos minutos después pudo lograrlo tras un centro frontal que Delorte peinó, consiguiendo su ansiado debut en las redes con esta camiseta.

Con el dos uno el Blanquinegro pudo florearse. Aprovechando la diferencia numérica y deportiva, arremetió con todo en ataque pero se mostró muy errático en los últimos metros y no pudo conseguir el tanto que cerrara el partido.

Cinco minutos antes del final, los dirigidos por Rebottaro sufrirían haber dejado la historia abierta, ya que un balón lo halló nuevamente solo a Buffali, quien sacudió un derechazo abajo y puso el dos a dos.

Un minuto antes de que terminara el partido, a Gimnasia, que jugaba con dos hombres más, le cobraron un penal a favor por un empujón en el área. Sin embargo, para desazón de los hinchas que se acercaron hasta el parque, Marchetti marró la ejecución tirándola al cuerpo de Airaudo y el colegiado marcó el final.

Síntesis:

Gimnasia y Esgrima: 1- Jorge Olguín, 2-Raúl Albornoz, 3-Jorge Olmedo, 4-Fernando Labaké, 5-Mario Marchetti, 6-Julio Villariño, 7- Juan Ignacio Briones, 8-Diego Pereyra, 9-Alejandro Delorte, 10-Héctor Pericás, 11- Claudio Clavijo, 12-Hernán Quevedo, 13-Gustavo Bordicio, 14-Juan Ruiz, 15-Horacio Anzorena, 16- Oscar Amaya, 17-Sergio Marclay, 18-Jesús Baldaccini

Goles: PT: 23’ Briones (GyE). ST: 1’ Buffali (A), 3’ Delorte (GyE), 39’ Buffali (A).

Cambios: En Gimnasia ingresó Ruiz por Labaké, Anzorena por Clavijo y Amaya por Pericás.

El destacado GyE: Jorge Olmedo