Gimnasia abrochó dos nombres más y continúa reforzando, en este caso, el sector defensivo. Edelmiro Martinich firmó con el club y Diego Pereyra también lo hizo, asegurando su continuidad en el equipo que dirigirá Andrés Rebottaro.

Martinich llegó minutos antes de las 18 al club para firmar su vínculo con Gimnasia y lo hizo apenas media hora más tarde. Luego de firmar, contó lo importante que es para él llegar a Mendoza: “Gimnasia es un gran club con una gran historia y es un orgullo estar a disposición del técnico”.

“Hablé con Tito (Rebottaro). Nos pusimos de acuerdo de entrada y a mi me interesó mucho la propuesta. A él le interesó que yo llegara y solo restó firmar”, contó el lateral.

El defensor se presentó ante el público Mensana: “He dado vuelta por varios clubes. Soy de Firmat, provincia de Santa Fe. Me desempeño como lateral izquierdo e hice inferiores en Newell’s y Chacarita. Estuve tres años en Italia y tres años también en Aldosivi en el Nacional B. He andado por Formosa y Resistencia jugando Argentino A y B”.

Por último, contó: “No conozco a ninguno de los actuales compañeros pero seguramente ya nos iremos conociendo y poniendo en contacto”.

El otro que firmó fue Diego Pereyra, quien arregló su continuidad con el club del parque: “Estoy muy contento por esta nueva etapa que se me da en Gimnasia”.

“Con el DT todavía no he podido hablar. Lo vi en la final de la Liga Mendocina y nada más. Ya habrá tiempo para charlar con él y ver qué pide”.

“La base se ha mantenido y eso es muy importante. Todos sabemos que los que están llegando son de muy buen nivel y ahora tendremos que acompañar al club en este proyecto”, dejó en claro el defensor.

“A muchos los conozco de los que están llegando. Es genial que se quede Marchetti, que vuelva Tito (por Garín) y el Banana (Anzorena). Siempre que uno tiene conocidos y amigos en el vestuario, las cosas salen mejor dentro de la cancha y eso es un beneficio para uno”, cerró Pereyra.