Fue un partido parejo, en donde un fuerte viento se hizo presente. A pesar del clima, ambos conjuntos mantuvieron su estilo y siempre se buscó jugar. A los 22 minutos, Farías ganó por la punta izquierda y le cometieron penal. “El Mago” Oga, figura del partido, lo cambió por gol. A los 35 minutos, luego del de un centro por iquierda, le quedó picando a Rosón, quien decretó el empate en el Coloso. En la segunda etapa fue más Gimnasia, que tuvo dos claras para desnivelar. La expulsión de Vuanello frenó al lobo mendocino, luego de un agarrón a Marchetti. Empate justo, porque ambos tuvieron su momento, en un partido que definía la punta del torneo. Gimnasia termina un año con una racha de 9 partidos invicto y en zona de clasificación, quedándole 3 partidos de local y 2 de visitante.